Cuando coche viejo suena a nuevo…

Febrero marca las vacaciones de esquí en los Alpes para unos y las mejores olas de Sri Lanka para otros. Pero para Oscaro este mes tiene otro significado…

Febrero representa para nosotros dunas, pasión (todos los meses del año), aventura y sobre todo… ¡el 4L Trophy!

Para esta 20.ª edición, en vez del desierto de Marruecos, hemos dejado las maletas en Biarritz, inicio de la aventura.
Allí encontramos a los organizadores del evento y, en particular, a los jóvenes estudiantes listos para afrontar el desafío de la aventura humana y mecánica. Los mismos estudiantes que parten con los maleteros llenos de regalos para los niños marroquíes (unas 60 toneladas de material educativo al año para la asociación “Enfants du Desert”). El interés deportivo de esta carrera de orientación queda relegado a un segundo plano por lo significativa que es esta experiencia desde el punto de vista humano.
Hay que saber que para los participantes (¡más de 3000 este año!), el 4L Trophy no comienza el 16 de febrero, fecha oficial del evento, sino mucho antes, ya que la preparación del vehículo es fundamental para completar los 10 días de carrera.
Muchos han confiado de hecho en Oscaro la puesta a punto de sus vehículos más antiguos. También muchos de ellos saben de mecánica.

Barbie, Mario y Luigi, Wally, Hulk, Capitán América… ¡una panoplia de disfraces a cada cual más divertido!
¡Da igual la decoración, lo importante es la motivación! Y en eso los equipos tienen carta libre, tanto que algunos no dudan en confiar su 4L a diferentes artistas.